Downloader.la-611204ca3ea61.jpg

10 agosto, 2021 Noticias

El cáncer de colon es un tipo de cáncer que comienza en el intestino grueso (colon). El colon es la parte final del tubo digestivo.

El cáncer de colon y recto se presenta en adultos mayores, aunque puede ocurrir a cualquier edad. Por lo general, comienza como pólipos pequeños y no cancerosos (benignos) de células que se forman en el interior del colon. Con el tiempo, algunos de estos pólipos pueden convertirse en cáncer de colon.

Los pólipos pueden generar pocos síntomas o ningún síntoma. Por esta razón, se recomiendan pruebas de detección regulares para ayudar a prevenir el cáncer de colon mediante la identificación y extirpación de pólipos antes de que se conviertan en cáncer.

Sí aparece un cáncer de colon, hay muchos tratamientos disponibles para controlarlo, incluidos la cirugía, la radioterapia y los tratamientos farmacológicos, como la quimioterapia.

Síntomas

Los signos y síntomas del cáncer de colon incluyen los siguientes:

  • Un cambio en los hábitos intestinales, incluidos diarrea o estreñimiento, o un cambio en la consistencia de tus heces
  • Sangrado rectal o sangre en las heces
  • Molestia abdominal persistente, como calambres, gases o dolor
  • Una sensación de que el intestino no se vacía por completo
  • Debilidad o fatiga
  • Pérdida de peso sin causa aparente

Muchas personas con cáncer de colon no experimentan síntomas en las primeras etapas de la enfermedad. Cuando aparecen los síntomas, es probable que varíen, según el tamaño del cáncer y de su ubicación en el intestino grueso.

Cuando consultar al médico

 Si notas cualquier síntoma persistente que te preocupe, consulta con el médico.

Habla con tu médico acerca de cuándo comenzar la evaluación de cáncer de colon. Por lo general, las pautas recomiendan que las pruebas de detección del cáncer de colon comiencen alrededor de los 50 años. El médico te puede recomendar una revisión más frecuente o más temprana si tienes otros factores de riesgo, como antecedentes familiares de la enfermedad.

Causas

No se conoce exactamente qué provoca la mayoría de los cánceres de colon. Las células sanas crecen y se dividen de manera ordenada para mantener el funcionamiento normal del cuerpo. Pero cuando el ADN de una célula se daña y se vuelve canceroso, las células continúan dividiéndose, incluso cuando no sea necesitan nuevas células. A medida que las células se acumulan, forman un tumor.

Con el tiempo, las células cancerosas pueden crecer para invadir y destruir el tejido normal cercano. Y las células cancerosas pueden trasladarse a otras partes del cuerpo para formar depósitos allí (metástasis).

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de colon incluyen los siguientes:

  • Edad El cáncer de colon se puede diagnosticar a cualquier edad, pero la mayoría de las personas con cáncer de colon son mayores de 50 años. Las tasas de cáncer de colon en personas menores de 50 años han estado aumentando, pero los médicos no están seguros del motivo.
  • Raza Los afroamericanos tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de colon que las personas de otras razas.
  • Antecedentes personales de cáncer colorrectal o pólipos. Si ya has tenido cáncer de colon o pólipos no cancerosos en el colon, tienes un mayor riesgo de padecer cáncer de colon en el
  • Afecciones intestinales inflamatorias. Las enfermedades inflamatorias crónicas del colon, como la colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn, pueden aumentar el riesgo de cáncer de
  • Síndromes hereditarios que aumentan el riesgo de cáncer de colon. Algunas mutaciones genéticas transmitidas a través de las generaciones de tu familia pueden aumentan significativamente tu riesgo de padecer cáncer de Solo un pequeño porcentaje de los casos de cáncer de colon están relacionados con genes heredados. Los síndromes hereditarios más comunes que aumentan el riesgo de cáncer de colon son la poliposis adenomatosa familiar (PAF) y el síndrome de Lynch, también conocido como cáncer colorrectal hereditario no polipósico (HNPCC).
  • Antecedentes familiares de cáncer de colon. Tienes mayor probabilidad de desarrollar cáncer de colon si tiene un pariente consanguíneo que haya tenido la Si más de un miembro de la familia tiene cáncer de colon o de recto, tu riesgo es aún mayor.
  • Dieta con bajo contenido de fibra y alto contenido de El cáncer de colon y el cáncer de recto pueden estar asociados con una dieta occidental típica, que tiene un bajo contenido de fibra y un alto contenido de grasas y calorías. La investigación en esta área ha tenido resultados desiguales. Algunos estudios han encontrado un mayor riesgo de cáncer de colon en personas que cuyas dietas tienen un alto contenido de carne roja y carne procesada.
  • Un estilo de vida sedentario. Las personas inactivas son más propensas a desarrollar cáncer de Hacer actividad física regular puede reducir el riesgo de cáncer de colon.
  • Las personas con diabetes o resistencia a la insulina tienen un mayor riesgo de cáncer de colon.
  • Las personas obesas tienen un mayor riesgo de cáncer de colon y un mayor riesgo de morir de cáncer de colon en comparación con las personas consideradas de peso normal.
  • Las personas que fuman pueden tener un mayor riesgo de cáncer de colon.
  • El consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer de colon.
  • Radioterapia contra el cáncer. La radioterapia dirigida at abdomen para tratar casos de cáncer anteriores aumenta el riesgo de cáncer de colon.

Prevención

Exámenes de detección del cáncer de colon

 Los médicos recomiendan que las personas con un riesgo promedio de padecer cáncer de colon consideren la posibilidad de hacerse una prueba de detección de cáncer de colon alrededor de los 50 años. Pero las personas con un mayor riesgo, como las que tienen antecedentes familiares de cáncer de colon, deben considerar hacerse la prueba de detección antes.

Cambios en el estilo de vida para reducir el riesgo de cáncer colon de

Puedes tomar medidas para reducir el riesgo de cáncer de colon haciendo cambios en tu vida cotidiana. Toma las siguientes medidas:

  • Consume una variedad de frutas, vegetales y cereales integrales. Las frutas, los vegetales y los cereales integrales contienen vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, los cuales pueden tener influencia en la prevención del cáncer. Elige una variedad de frutas y de vegetales, de manera que incorpores diversas vitaminas y nutrientes.
  • Si bebes alcohol, hazlo con moderación.  Si eliges beber alcohol, limita la cantidad que bebes a no más de una copa al día en el caso de las mujeres y dos copas por día para los
  • Deja de Habla con tu médico sobre las maneras de dejar de hacerlo que podrían funcionar en tu caso.
  • Realiza ejercicios casi todos los días de la semana. Intenta hacer, al menos, 30 minutos de ejercicio casi todos los días. Si has estado inactivo, comienza lentamente e incrementa el ritmo de manera gradual hasta alcanzar 30 Además, consulta con tu módico antes de comenzar un programa de ejercicios.
  • Mantén un peso saludable. Si actualmente tienes un peso saludable, esfuérzate por mantenerlo con la combinación de una dieta saludable y actividad física diaria. Si necesitas bajar de peso, pregúntale al médico acerca de maneras saludables de lograr tu Intenta bajar de peso lentamente al aumentar la cantidad de actividad física que realizas y al reducir la cantidad de calorías que comes.

Dr. Xavier Salazar Vintimilla

Celular: 0998160842

Email: xasavi56@yahoo.es


Endoscopia.jpg

21 marzo, 2021 Noticias

La patología herniaria es un tema que abarca discusiones, en ámbitos académicos y tecnológicos, tanto por su impacto en frecuencia como en complicaciones e incapacidad laboral. La creación de nuevas técnicas de diagnóstico y de abordaje quirúrgico tanto abierto como laparoscópico ha presentado una actividad singular en relación con otras patologías. La hernia incisional (HI), es la salida de peritoneo acompañado o no de vísceras abdominales por una zona de la pared abdominal debilitada, por un procedimiento quirúrgico o traumático, distinta a los orificios naturales por donde emergen las hernias ventrales primarias.

La frecuencia de presentación de hernia incisional abdominal es del 3 al 13% luego de una cirugía convencional y del 0.8 al 2.8% por laparoscopia, en procedimientos comunes como colecistectomías o apendicectomías, el 50% de HI se desarrollan en los primeros dos años posterior al procedimiento quirúrgico. Desde 1836, hay registros de técnicas quirúrgicas para corrección de las HI abdominales, exponentes como el Doctor Goñi Moreno en 1947 describe la técnica de neumoperitoneo progresivo, para hernias abdominales con pérdida de derecho a vivienda, entre 1970 y 1980 se desarrolla la teoría biológica de las hernias.(Peacock, Read).

En 1989 el Dr. Lichtenstein revoluciona la cirugía de hernia mediante la técnica de “plastia sin tensión”, para el año de 1993 Le Blanc describe la reparación laparoscópica de las eventraciones. Sin lugar a duda las técnicas laparoscópicas o de mínima invasión ofrecen mayores ventajas en cuanto a menor tiempo operatorio, incidencia de seromas, hematomas, infección de la herida, tiempo de hospitalización, que permiten temprano retorno a las actividades habituales y laborales; en gran medida la utilización de cámaras de alta resolución y puertos( lugar por donde ingresa el instrumental) con diámetro de 5mm o menos, disminuyen el dolor posoperatorio.

La utilización de mallas intraabdominales sintéticas con estructuras macroporosas facilitan el crecimiento de nuevo tejido, producen el efecto “tapón» y no de “parche“ mediante la redistribución de la presión intrabdominal (principio de Pascal), con la virtud de estar en contacto intestinal directo a través de una capa antiadherente. La hernioplastía laparoscópica es una técnica quirúrgica novel accesible que se realiza en nuestro centro medico quirúrgico Santa Ana hace 14 años con índices de recidiva y morbimortalidad bajos.

Juan Carlos Ortiz Calle Md. B.A. Mgtr.

– Especialista en Cirugía General
– Curso de Entrenamiento en Cirugía laparoscópica de Avanzada Corrientes Argentina
– Curso de Entrenamiento en Cirugía de pared abdominal Fundación Santa Fe Bogotá Colombia
– Profesor de la Universidad de Cuenca Cátedra de Cirugía General
– Cirujano de planta del Centro Médico Quirúrgico Santa Ana
– Cirujano del equipo de Trasplante Hepático y Renal HEJCA

Celular: 0984978414

Email: onekdoc@hotmail.com


embarazo-adolescente-1920-1-1200x674.jpg

3 enero, 2021 Noticias

Fabricio González-Andrade a b

Xavier Saeteros-Cordero a c

Antecedentes

Establecer la asociación entre el embarazo en la adolescencia temprana y media y los resultados neonatales adversos en recién nacidos mestizos ecuatorianos.

Métodos

Diseño del estudio: epidemiológico, observacional / descriptivo y transversal. Ámbito: Hospital Ginecológico y Obstétrico Isidro Ayora en Quito, Ecuador, de julio a octubre de 2018. Participantes: este estudio incluyó a 303 recién nacidos y sus madres, 101 hijos de madres adolescentes entre 14 y 16 años, 101 adolescentes entre 17 años. y 19, y 101 bebés nacidos de madres adultas entre 20 y 34 años.

Resultados

No existe asociación estadísticamente significativa entre edad materna, tiempo de gestación, morbilidad neonatal y APGAR a los 5 min. La morbilidad neonatal es mayor en madres adolescentes residentes en áreas rurales y en estas que tuvieron menos de cinco controles prenatales. En el caso de las madres con antecedentes patológicos, independientemente de la zona en la que residieran, los mayores porcentajes se registraron en el caso de madres de 24-30 años con cinco o más consultas prenatales, y en madres adolescentes de 14 a 19 años. de edad con menos de cinco citas prenatales. De hecho, cuanto mayor es el número de evaluaciones prenatales, mayor es el porcentaje de hallazgos patológicos. Existe una estrecha relación entre la edad de la madre y el número de controles prenatales realizados durante el embarazo.

Conclusión

Las madres adolescentes tienen un mayor porcentaje de morbilidad neonatal en partos con edad gestacional igual o superior a 37 semanas de gestación y AGPAR 8 y 9 a los 5 min. Además, hubo un mayor porcentaje de casos de insuficiencia respiratoria y sepsis en recién nacidos, especialmente cuando se realizaron menos de cinco exámenes prenatales. El mayor porcentaje de antecedentes patológicos prenatales identificados ocurrió en el grupo de madres de 20 a 34 años que asistieron a más de cinco controles prenatales. Las mujeres jóvenes embarazadas acuden con menos frecuencia a las consultas prenatales, especialmente en las zonas rurales, y sus recién nacidos tienen un mayor porcentaje de insuficiencia respiratoria y sepsis.

 


Dr. Xavier Eduardo Saeteros Cordero –

 

Especialista en Pediatría y Neonatología.
– Especialización en Neonatología en la Universidad San Francisco de Quito
– Especialización en Pediatría en la Universidad de Cuenca
– Doctor en medicina y Cirugía en la Universidad de Cuenca
– Diplomado superior de Cuidados Intensivos Neonatales y Pediátricos en Instituto Tomás G. Masaryk, México
– Diplomado en nutrición infantil en la Universidad Espíritu Santo

Teléfono: 0983090537

Email: dr.xaviersaeteros@hotmail.com


CinfaSalud-tabaquismo-600.jpg

3 enero, 2021 Noticias

En el mundo, más de mil millones de personas son fumadores. Cerca de 800 mil millones de cigarrillos se consumen al año en América.

Según la OMS cada año se produce en el mundo casi 7 millones de muertes por enfermedades relacionadas con el hábito tabáquico.

El hábito de fumar se ha constituido en la epidemia más amenazante de la época. Es actualmente la principal causa de enfermedad y muerte evitables en el adulto. Sin embargo, se advierte ya en los países desarrollados una reacción, primero de los grupos profesionales, seguida de las fuerzas vivas de la comunidad y, por fin, de los gobiernos, para inducir a la gente a que deje de fumar. Hay quienes creen que los progresos son muy lentos, sin embargo, se está produciendo un cambio de actitud, que es el cimiento sobre el que fructificarán todas las demás medidas en contra del tabaquismo.

El tabaco genera una triple dependencia: química, psicológica y social. Las razones psicológicas y sociales por las que se empieza a fumar son bastante fuertes y, como el cigarrillo no es visto como un prejuicio social, está apoyado tácitamente y se convierte en un hábito fácil de adquirir.

En los campos Psicológico y social del ser humano, el cigarrillo se vuelve parte de su estilo de vida, sin importar su procedencia económica o social. La nicotina comienza a correr por el torrente sanguíneo llegando al cerebro, causando adicción a esta sustancia.

Para que un fumador tenga los mismos riesgos de padecer una enfermedad cardiovascular que alguien que nunca fumó, deben pasar 5 años de abstinencia. Para eliminar el alquitrán y la nicotina del cuerpo y evitar el cáncer BRONCOPULMONAR, se debe dejar de fumar durante 20 años.

Los fumadores pasivos tienen igual riesgo de padecer enfermedades que quienes fuman directamente. Una mujer embarazada expuesta al humo del cigarrillo, tiene una alta probabilidad de que su hijo tenga una muerte súbita, o padezca enfermedades respiratorias crónicas.

Los fumadores necesitan ayuda psicológica y farmacológica para poder eliminar este VICIO MORTAL.

El ser humano siempre ha buscado una droga para calmar la insatisfacción de su alma o para evadir por unos instantes la realidad de la vida.

Vivimos en una sociedad enferma, desahuciada y excluyente, no nos damos cuenta que no estamos enfermos sólo de drogas, sino de desempleo, de corrupción, exclusión y de soledad moral.


 

Dr. Diego Hernán Abad Rodas


MEDICO TRATANTE DE NEUMOLOGIA
– Doctor en Medicina y Cirugía: Universidad Estatal de Cuenca
– NEUMOLOGÍA (Enfermedades Broncopulmonares): Facultad de Medicina Universidad Estatal de Santiago de Chile – Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y Cirugía torácica – Santiago de Chile.
– Ex profesor de Neumología (pregrado): Facultad de Medicina Universidad Estatal de Chile
– REGISTRO PROFESIONAL: Senescyt :7451R-1416714 MSP: L.3 F.318 N 921
PERIODISMO DE OPINIÓN: Diario el Mercurio – Cuenca
EX PRESIDENTE: Club de Leones de Cuenca – Ecuador – Actualmente socio activo
EX DIRECTIVO: Federación Deportiva del Azuay – Comité de Taekwoondo
MIEMBRO FUNDADOR: Asociación Académica Ecuatoriana de Literatura Moderna e Historia.

Celular: 0999679294

Email: drhernan.abad@gmail.com


covi-19-nota-1-n.jpg

4 junio, 2020 Noticias

Descripción

 

Los coronavirus son una amplia familia de virus, algunos tienen la capacidad de transmitirse de los animales a las personas. Producen cuadros clínicos que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus que causó el síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV) y el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

El nuevo coronavirus se llama SARS-CoV2, la enfermedad se llama Corona Virus Disease 2019=COVID19

Es un nuevo tipo de coronavirus que puede afectar a las personas y se ha detectado por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, en China. Todavía hay muchas cuestiones que se desconocen en relación a la enfermedad que produce: COVID-19.

 

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas más habituales de la COVID-19 son la fiebre, la tos seca y el cansancio. Otros síntomas menos frecuentes que afectan a algunos pacientes son los dolores y molestias, la congestión nasal, el dolor de cabeza, la conjuntivitis, el dolor de garganta, la diarrea, la pérdida del gusto o el olfato y las erupciones cutáneas o cambios de color en los dedos de las manos o los pies. Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. Algunas de las personas infectadas solo presentan síntomas levísimos.

La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recuperan de la enfermedad sin necesidad de tratamiento hospitalario. Alrededor de 1 de cada 5 personas que contraen la COVID‑19 acaba presentando un cuadro grave y experimenta dificultades para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas previas como hipertensión arterial, problemas cardiacos o pulmonares, diabetes o cáncer tienen más probabilidades de presentar cuadros graves. Sin embargo, cualquier persona puede contraer la COVID‑19 y caer gravemente enferma. Las personas de cualquier edad que tengan fiebre o tos y además respiren con dificultad, sientan dolor u opresión en el pecho o tengan dificultades para hablar o moverse deben solicitar atención médica inmediatamente. Si es posible, se recomienda llamar primero al profesional sanitario o centro médico para que estos remitan al paciente al establecimiento sanitario adecuado.

 

Si tiene síntomas leves, como tos o fiebre leves, generalmente no es necesario que busque atención médica.

\

¿Cómo se propaga la COVID‑19?

Una persona puede contraer la COVID‑19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad se propaga principalmente de persona a persona a través de las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar. Estas gotículas son relativamente pesadas, no llegan muy lejos y caen rápidamente al suelo. Una persona puede contraer la COVID‑19 si inhala las gotículas procedentes de una persona infectada por el virus. Por eso es importante mantenerse al menos a un metro de distancia de los demás. Estas gotículas pueden caer sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, como mesas, pomos y barandillas, de modo que otras personas pueden infectarse si tocan esos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. Por ello es importante lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol.

La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID‑19 y seguirá informando sobre las conclusiones que se vayan obteniendo.

 

 

¿Qué debo hacer si tengo síntomas de COVID-19 y cuándo he de buscar atención médica?

Si tiene síntomas leves, como tos o fiebre leves, generalmente no es necesario que busque atención médica. Quédese en casa, aíslese y vigile sus síntomas. Siga las orientaciones nacionales sobre el autoaislamiento. Sin embargo, si vive en una zona con paludismo (malaria) o dengue, es importante que no ignore la fiebre. Busque ayuda médica. Cuando acuda al centro de salud lleve mascarilla si es posible, manténgase al menos a un metro de distancia de las demás personas y no toque las superficies con las manos. En caso de que el enfermo sea un niño, ayúdelo a seguir este consejo.

Busque inmediatamente atención médica si tiene dificultad para respirar o siente dolor o presión en el pecho. Si es posible, llame a su dispensador de atención de la salud con antelación para que pueda dirigirlo hacia el centro de salud adecuado.

 


blog-5.jpg

4 octubre, 2018 Noticias

Entre las infecciones más importantes del ser humano, la ITUconstituye un importante problema de salud que afecta a millones de personas cada año. Es la segunda causa de infección más frecuente en los humanos, es solo superada por las infecciones del tracto respiratorio.

Las ITU son clasificadas de diversas formas: alta o baja,aguda o crónica, no complicada o complicada, sintomática o asintomática, nueva o recurrente y comunitaria o nosocomial.

La distinción entre ITU baja y superior sigue siendo clásicamente aceptada. Sin embargo, es solo de utilidadpara el médico si determina que la infección está limitadaa las mucosas de la vejiga y la uretra o compromete órganos sólidos, como riñones o próstata(16). Por este motivo, hablar de ITU complicada o no complicada es de mayor utilidad clínica para el médico


nt_prostata_bn.jpg

3 octubre, 2018 Noticias
A medida que el hombre envejece, la parte interior de la próstata (alrededor de la uretra) a menudo sigue creciendo, lo que puede causar una afección común llamada hiperplasia prostática benigna. Cuando se presenta esta afección, el tejido de la próstata puede presionar la uretra, lo que causa problemas al orinar.
La hiperplasia prostática benigna no es cáncer ni se convierte en cáncer, aunque puede ser un problema grave para algunos hombres. Si se requiere tratamiento, a menudo los medicamentos pueden reducir el tamaño de la próstata o relajar los músculos que se encuentran en ésta, lo que usualmente ayuda a que la orina fluya. Si las medicinas no son útiles, puede que sea necesario emplear algún tipo de cirugía, tal como una resección transuretral de la próstata
PREVENIR EL CÁNCER DE PRÓSTATA
Existen algunas medidas que puede tomar y que podrían reducir su riesgo de cáncer de próstata.
Varios estudios han sugerido que una alimentación con un alto contenido de ciertos vegetales (incluyendo tomates, vegetales crucíferos, soya, frijoles y otras legumbres) o pescado puede estar asociada a un menor riesgo de cáncer de próstata, especialmente cánceres más avanzados. Los vegetales crucíferos incluyen repollo, brócoli, coliflor.

¿Cuáles Son Los Sintomas Del Cancer De La Prostata?

A menudo, NO existe síntoma en las primeras etapas del cáncer de la próstata. Si se presentan síntomas, ellos pueden variar, dependiendo del tamaño y ubicación exacta del bulto o crecimiento en la próstata. Como la próstata rodea la uretra, el tubo que acarrea la orina y semen, cualquier cambio en la próstata causa problemas con la orina y eyaculación. Sin embargo, síntomas similares pueden ser causados por un número de cosas, incluyendo una infección o condición no-cancerosa llamada hiperplasia prostática benigna (BPH). Si un hombre tiene cualquier problema con flujo débil o interrupido de la orina o dolor al orinar, eyaculación dolorosa, sangre en la orina o semen, o una molestia dolorosa en la espalda, cadera o pelvis, el debe ver a un proveedor de salud o un urólogo para saber qué está pasando. Un proveedor de salud puede ordenar exámenes para determinar la causa de los síntomas.

¿Qué Tipo De Examen Se Usa Para Detectar El Cancer De La Prostata?

Su proveedor de salud puede palpar cualquier bulto o crecimiento poco común en la próstata presionándolo o usando un dedo enguantado dentro del recto (examen digital del recto o DRE). Su proveedor de salud puede también ordenar un examen de sangre. Este examen de sangre mide el nivel de antigen específico de la próstata (PSA), una proteína producida por la próstata. Los niveles de PSA más altos que lo esperado pueden significar la presencia de un tumor. Sin embargo, altos niveles de PSA pueden encontrarse también a causa de una infección o dilatamiento de la próstata. Consulte con su proveedor de salud acerca de los exámenes que pueden ser mejor para usted.

¿Qué Pasa Si Encuentran Algo?

Si su proveedor de salud encuentra algo sospechoso, se necesitarán más exámenes. A menudo, el problema puede ser simplemente una próstata dilatada o una simple infección. Exámenes adicionales, incluyendo urinálisis, exámenes de la sangre, rayos x, ultrasonido o biopsia, pueden ayudar a diagnosticar su problema. Su proveedor de salud puede referirlo a un urólogo u otros especialistas para algunos exámenes y para cualquier tratamiento necesario.


LOGO-SANTA-ANA

La clínica cuenta con más de 50 años brindando a la ciudad de Cuenca su aporte a la salud de Cuencanos y Cuencanas. Pone al servicio: 60 Consultorios con todas las Especialidades Médicas y Odontológicas.

© Copyright 2021 - Clínica Santa Ana - Desarrollado por Mundo Web